Utilitzem cookies pròpies i de tercers per millorar l'experiència de l'usuari a través de la seva navegació.

 

Si continues navegant acceptes el seu ús.

 

 

Imprimeix

 

La CGT del Consell Insular de Mallorca interpone una denuncia ante la Inspección de Trabajo de Balears, por presunto incumplimiento de las obligaciones en materia de prevención de riesgos laborales por parte del Consell Insular de Mallorca, en el uso de escorias potencialmente tóxicas, y su manipulación por parte de los trabajadores, en la construcción de la autopista Llucmajor-Campos. 

 

 En el día de hoy, la CGT, a través de sus delegadas de prevención de la Sección Sindical de CGT en el Consell Insular de Mallorca, ha interpuesto una denuncia ante la Inspección de Trabajo, en su delegación de Balears, por los hechos siguientes: 

 

  1. Falta de Plan específico de prevención de riesgos de la obra de la Autopista, más allá del genérico de 2014. Este plan es esencial y especialmente importante con la introducción del uso de escorias procedentes de la incineradora, y su manipulación por parte de los trabajadores de la autopista. 
    Nos consta que el servicio de Coordinación en materia de salud contratado por el CIM a la empresa GRUSAMAR asciende a 218.567,33 euros, pero desconocemos qué actividades se cubrieron en los cuatro primeros meses de la obra. SINDICAT D’ADMINISTRACIÓ PÚBLICA DE MALLORCA DE LA CGT 
  2. Los trabajadores no contaron con los correspondientes equipos de protección, ni con la información al respecto, hasta el 12 de junio pasado, día en que la CGT solicitó por escrito información al CIM. A partir de ese día al parecer se les suministró elementos básicos como gafas, 
Vist: 334